por Lucas Garrido | Julio 16, 2019 | Tributario

El día 1 de julio fue el último día para presentar la Renta de 2018, si por despiste se te pasó la fecha, a continuación te damos a conocer las consecuencias de presentar la declaración fuera de plazo.

La penalización dependerá en principio de si existe o no un requerimiento previo de parte de la Agencia Tributaria,………….. por lo que cuanto antes regularices la situación mejor!!

Si Hacienda no te ha hecho aún un requerimiento previo y te sale a pagar, la Agencia tributaria te aplicará unos recargos a  aplicar al importe a ingresar:

Estos serán del 5%, 10% o 15% de la cantidad con exclusión del interés de demora si el ingreso se efectúa, respectivamente, dentro de los tres, seis o doce meses siguientes al término del plazo de declaración.

O del 20% y los intereses de demora correspondientes, si el ingreso se realiza una vez transcurridos los doce meses indicados anteriormente.

Estos recargos pueden verse reducidos en un 25% de su importe en los casos y requisitos previstos en el artículo 27.5 de la Ley General Tributaria.

Fuente: Manual Práctico de la Renta 2018.

Si Hacienda no te ha hecho aún un requerimiento precio y te sale a devolver, la Agencia Tributaria aplicará una sanción de entre 200 y 400 euros.

Ahora bien, si te has acordado justo en el momento en que Hacienda te ha realizado el requerimiento, lo más importante es realizar la presentación lo más inmediatamente posible. En este caso como norma general la Agencia Tributaria iniciará un procedimiento sancionador y valorará la infracción que conllevará una sanción de entre el 50% y el 150% del total de la deuda.

La sanción puede graduarse si se ha causado perjuicio económico a Hacienda, o si se han cometido de forma repetida otras infracciones tributarias.

En este caso Hacienda puede aplicar una serie de reducciones por conformidad en la sanción impuesta (30%) y por pago dentro del plazo señalado en la notificación (25% una vez aplicada, si procede, la reducción por conformidad).