Otro frente judicial se les abre a los bancos por supuesto abuso y mal praxis, esta vez referido al IRPH. Si firmaste tu hipoteca indexada a este indicador este artículo será de tu interés.

Ante todo vamos a explicarte que es el IRPH. A la hora de pedir una hipoteca uno de los aspectos claves es el tipo de interés que te cobrarán año a año. Hay dos formas de establecerlo. A tipo fijo, establecido al contratarla y que será el mismo desde la primera mensualidad que pagas hasta la última. Y a tipo variable, que significa que cada 6 o 12 meses se revisa al alza o a la baja en función de un indicador que se marque más un diferencial. Hace unos años los indicadores eran varios. Euribor, Mibor, Ceca, IRPH Cajas, IRPH conjunto entidades…. Su cálculo es complicado y su evolución imposible de determinar por lo que, salvo para expertos en finanzas, era una de las variables donde la labor de asesoramiento por parte de los empleados de banca tenía un componente fundamental.

Los dos índices más usados solían ser el Euribor, que es la media a la que se prestan los bancos europeos el dinero, y el IRPF, que es la  media de los préstamos a tres años concedidos por Bancos, Cajas de Ahorro o conjunto de las entidades. La ventaja de este último es que al tener en cuenta los valores de los últimos tres años las oscilaciones eran más suaves que con el Euribor. Como desventaja que era, y siempre ha sido, más elevado. Vamos a ver de manera gráfica una comparativa entre los dos.

            Fue en el periodo 2006 – 2008 cuando más se popularizó el IRPH ya que la diferencia entre un indicador y otro se fue reduciendo, y además los diferenciales (el porcentaje que se suma al índice para establecer el interés final a utilizar) solían ser menores.

                Sin embargo se comprueba fácilmente que fue un espejismo. Desde el 2009 el gap volvió a agrandarse manteniéndose en los últimos años cercano al 2%. Toda la información que daban las entidades de crédito sobre la bondad de esta opción se ha demostrado era, cuanto menos, cuestionable.

                Otro aspecto en su contra es, que si bien los dos son emitidos oficialmente por el Banco de España, en el IRPH siempre ha habido una cierta duda sobre su posible manipulación al estar realizado por los datos aportados por las propias entidades financieras.

                Las sentencias en los juzgados eran dispares lo que propició que llegara al Tribunal Supremo, el cual dictaminó en el 2017 que no era abusivo ni carecía de falta de transparencia. Como pasó con las clausulas suelo, los afectados han tenido que llegar hasta los tribunales europeos para la defensa de sus intereses. En una primera instancia el abogado general del Tribunal Superior de Justicia (TJUE) acaba de dar a conocer su informe en el que sugiere que el IRPH debe declararse nulo por falta de transparencia. Esta valoración no es vinculante para el TJUE, que es quien tiene la última palabra, pero en la mayoría de las ocasiones las interpretaciones de un organismo europeo y otro son coincidentes.

                A día de hoy el escenario futuro es incierto. Habrá que esperar a la sentencia definitiva y en el caso declare nulo este índice que repercusiones tienen sobre las escrituras en las que estaba contemplado. En el caso de las clausulas suelo estaba claro que simplemente era volver a calcular el cuadro de amortización como si no hubiese existido este límite. Pero en el caso de IRPH si se elimina habría que determinar qué índice se utilizaría desde ese momento en adelante y sobre el que se calcularían las cantidades que se deberían devolver a los clientes. En muchas hipotecas venía un índice sustitutivo, pero puede que este índice fuese otro IPRH, el CECA (que ya no existe), o directamente que no hubiese ninguno. Incluso hay estudios que manifiestan que directamente no se debería sustituir por ningún otro y solo aplicar el diferencial que estuviese establecido.

                Por todo esto, desde Asesoría Solidaria, recomendamos esperar unas pocas semanas más a la sentencia europea, y en el caso tu banco o caja se pusiera en contacto para llegar a un acuerdo, pedir todo por escrito y solicitar la ayuda de un profesional.

                Como siempre en nosotros tendrás toda la ayuda que necesites.