Esta es una pregunta que muchos emprendedores se hacen en el momento de embarcarse en el mundo laboral dado la carga fiscal y social que se soporta desde el inicio de la actividad. Es normal, pues al principio de todo emprendimiento existe la incertidumbre de cómo va  a ir el negocio y como norma general se ha de contar con una base para poder hacer frente a todos los gastos que se soportan, incluidos como no, las cuotas de autónomo de la seguridad social.

Si tuviéramos que dar una respuesta rápida sería NO. El Estatuto del trabajador Autónomo establece que ha de ser trabajador autónomo toda persona física “que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo (….)”. Es por ello que, siempre que se cumplan esas condiciones será obligatorio darse de alta en Régimen de Trabajadores Autónomos y en la actividad económica ante Hacienda.

Existe la creencia por la que , haciendo alusión al Estatuto del Trabajador Autónomo, la habitualidad en la realización de las actividades se ha convertido en un punto de apoyo jurídico por el cual, distintas interpretaciones en el ámbito jurídico en distintas sentencias, han dado la razón al autónomo estimando la superación del salario mínimo interprofesional como criterio indicador de habitualidad. Y esto ha dado pie a que se crea que es la norma general y que se puede venir realizando con total impunidad de la Seguridad Social.

Se ha de decir al respecto, que esas opciones se han dado a nivel judicial, es decir, que ha habido una reclamación previa por parte de la Administración de Seguridad Social por la que se han reclamado todas las cuotas de autónomo junto con sus respectivos recargos y sanciones, y luego se ha ido recurriendo en el ámbito administrativo y judicial hasta llegar a una sentencia favorable. No debemos olvidar que para Seguridad Social toda persona que ejerza una actividad económica ha de darse de alta obligatoriamente en el Régimen de Autónomos durante los 60 días previos al inicio de la actividad.

En la actualidad se cuenta con una serie de bonificaciones en las cuotas de autónomo y con la opción de cotizar por los días realmente trabajados,  por lo que lo recomendable es darse de alta en el Régimen de Autónomos de Seguridad Social.

Si quieres informarte de qué opciones tienes no lo dudes y ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder informarte y ayudarte.