El 29 de Mayo de 2.020 se emitió el Real Decreto Ley 20/2020 que establece las características el Ingreso mínimo vital. Un hito de la sociedad que pretende prevenir el riesgo de pobreza y de exclusión social aportando unos recursos mínimos que cubran las necesidades básicas de los individuos y familias. Es una prestación que debería servir para ayudar a personas en necesidad extrema en aquellos momentos difíciles extremos que puedan estar viviendo y que fuese de manera transitoria puesto que la labor de las instituciones públicas y privadas debería estar encaminada en favorecer la salida de esta situación acuciante a través sobre todo de la generación de trabajo y de la obtención de rentas que permitieran una vida más desahogada, no de simple subsistencia.

               Es un ingreso que para optar al mismo se han de cumplir una serie de requisitos con muchas matizaciones que vamos a intentar reflejar de manera resumida para que se puedan contestar las preguntas más amplias que nos habéis hecho llegar.

 BENEFICIARIOS

Los más comunes se podrían dividir en dos categorías.

                 INDIVIDUALES: Personas de entre 23 y 65 años que vivan solas o que, aunque compartan domicilio con una unidad de convivencia, no se integren en ella.

                  UNIDAD DE CONVIVENCIA: todas las personas que vivan en un mismo domicilio, unidas por vínculo matrimonial o como pareja de hecho, y sus familiares hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad, adopción, y otras personas con las que conviva en virtud de guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente y que este constituida de forma continuada durante al menos el año anterior a la presentación de la solicitud como norma general.

 REQUISITOS

         Los más reseñables y que se deben cumplir en el momento de solicitud así como en sus posibles prorrogas son:

  • Tener residencia en España: Los beneficiarios individuales o miembros de una unidad de convivencia deben tener residencia legal y efectiva en España de forma continuada e ininterrumpida durante al menos el año anterior a presentar la solicitud.
  • Estar en situación de vulnerabilidad económica, para lo que se toma en consideración la capacidad económica de la persona solicitante individual o de la unidad de convivencia, computando los recursos de todos sus miembros. La cuantía que se considera para esta en esta situación es cuando el promedio mensual de ingresos y rentas anuales computables del ejercicio anterior sea inferior al menos en 10 euros a la cuantía mensual garantizada por el ingreso mínimo vital. También se valorarán el patrimonio (sin tener en cuenta la vivienda habitual) que se tenga y de cuantos miembros se computen no pudiendo superar dicho patrimonio los 16.614  euros cuando es un solo adulto o los 29.905,20 euros cuando son dos adultos y un menor, por poner un par de casos habituales.
  • Haber solicitado las pensiones y prestaciones a las que pueda tener derecho, en los términos que se fijen. Se exceptúan salarios sociales, rentas mínimas de inserción y ayudas análogas de asistencia social concedidas por las comunidades autónomas.
  • Figurar inscritos como demandantes de empleo, cuando se trate de personas mayores de edad o menores emancipados, si no están trabajando.

 CUANTíAS

Hay que tener claro que no se trata de una prestación de cuantía fija sino de la diferencia entre la renta garantizada y el conjunto de rentas e ingresos de los solicitantes.

Así como ejemplo, para un solicitante individual para el año 2020, la cuantía mensual de la renta garantizada es de 461,53€. Si el solicitante obtiene rentas de alguna actividad u otro tipo de prestación no exenta para el computo de 200 € mensuales, el ingreso mínimo vital que le concederían seria de la diferencia entre ambas cantidades, esto es 461,53€-200€= 261,53€.

                Dependiendo de la situación de los solicitantes la renta mínima asegurada será diferente. Veamos algunos de los ejemplos más comunes que se pueden dar:

  • Un adulto: 461,53 euros.
  • Un adulto y un menor: 701,53  euros + 100 si es familia mono parental.
  • Un adulto y dos menores: 839,98 euros + 100 si es familia mono parental.
  • Un adulto y tres o más menores: 978,44euros + 100 si es familia mono parental.
  • Dos adultos: 599,99 euros.
  • Dos adultos y un menor o tres adultos: 738,45 euros.
  • Dos adultos y dos menores o 4 adultos: 876,91 euros.
  • Dos adultos y tres o más menores o 5 adultos: 1.015,37 euros.

    Como las circunstancias personales, económicas o patrimoniales afectan a la cuantía recibida, éstas podrán ser revisadas por la unidad gestora, teniendo efectos si hay alguna modificación a partir del día primero del mes siguiente al de la fecha en que se hubiera producido el hecho causante.

En todo caso se revisara con fecha 1 de Enero para asegurar las circunstancias para cada nuevo año  tomando como referencia los ingresos anuales computables del ejercicio anterior. Cuando la variación de los ingresos anuales computables del ejercicio anterior motivara la extinción de la prestación, esta surtirá igualmente efectos a partir del día 1 de enero del año siguiente a aquél al que correspondan dichos ingresos

DURACIÓN y PRESENTACIÓN

El derecho a la prestación nace a partir del primer día del mes siguiente al de la fecha de presentación de la solicitud. Se mantendrá mientras subsistan los motivos que dieron lugar a su concesión y se cumplan los requisitos y obligaciones previstos en la Ley.

Se puede realizar a través de las oficinas de la seguridad social o más recomendable por las circunstancias actuales del Covid-19 directamente por internet  a través de los servicios web del Instituto Nacional de la Seguridad Social

CONCLUSIONES

Hemos visto de una manera muy resumida en qué consiste el Ingreso Mínimo Vital. Es una prestación con muchos matices e incompatibilidades que han generado un cierto grado de desilusión en multitud de personas que pensaban que tenían derecho a la misma o en una cantidad mayor a la que realmente les concedieron una vez aprobada. Por eso desde Asesoría Solidaria nos ponemos a vuestra disposición para solventar todas las dudas que podáis tener con respecto a este tema de manera que no pierdas el derecho a su cobro, o que por incumplir o no gestionarla adecuadamente puedas tener a posteriori reclamaciones o sanciones por parte de la administración.

     En Asesoría Solidario estamos a vuestra entera disposición para que todos tengamos derecho a saber